El calendario vacunal único, listo antes de verano


Pilar Farjas junto a Ricardo Brage, director general de Sanofi Pasteur MSD España.

“Es un proceso largo que requiere la firma del Consejo de Gobierno de cada comunidad autónoma antes de pasar al Consejo de Ministros”, ha comentado Farjas que, no obstante, ha expresado su voluntad de que el acuerdo esté finiquitado antes de verano. El calendario único pasará uno de sus últimos trámites en el próximo Consejo Interterritorial del 21 de marzo, donde “el planteamiento general del calendario tendrá su visto bueno”. La firma tendrá que esperar un poco más, pero la idea del Gabinete de Ana Mato es que las nuevas pautas comiencen a aplicarse con la entrada del nuevo año.

Sobre el estudio presentado en la jornada organizada por Sanofi Pasteur MSD y la Fundación Gaspar Casal, Farjas ha destacado que “España es líder en coberturas vacunales y esfuerzos colaborativos en la protección pública, a pesar del contexto económico”. Entre las tareas ministeriales por completar en este campo, la secretaria general de Sanidad ha indicado la incorporación de algunas vacunas a nuevas edades y la potenciación de las campañas de vacunación entre la población adulta. “Es el beneficio social el que marca el diferencial de las vacunas”, ha subrayado.

 

Los ponentes de la jornada. De izquierda a derecha: Fernando Rodríguez, de la Universidad Autónoma de Madrid; Juan del Llano, director de la Fundación Gaspar Casal; Santiago Pérez, coordinador del informe; Jenaro Astray, de la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid; Juan Cabasés, de la Universidad Pública de Navarra; y Ángel Gil, decano de la Facultad de Medicina de la Universidad Rey Juan Carlos I de Madrid.

Ahorro de costes

Santiago Pérez Canmarero, Director del Instituto Max Weber de Investigación Aplicada y coordinador del informe, ha sido el encargado de desgranar las claves del estudio, una revisión de datos en la que se concluye que “el coste-efectividad de las medidas preventivas como las vacunas es mucho más alto que cualquier terapia curativa”. Se ha cifrado que por cada euro invertido en vacunas, se ahorran entre 3,9 y 4,9 euros de costes directos evitados, a los que se suman los indirectos de prevención de bajas laborales y pérdida de productividad. Los ponentes de la jornada han destacado asimismo que el siglo XXI está llamado a ser “el siglo de las vacunas” en el que “se pasará de la Medicina basada en la curación a la Medicina basada en la prevención”.

Revista Redacción Médica
27-02-2013