Empleo juvenil en España

Por Ana López de Mesa Madrid, 9 mar (Euroefe).- Uno de cada dos jóvenes españoles no tiene empleo. El abandono de la escuela, la segmentación del mercado laboral y la crisis económica son algunas de las causas por las que se explica este alto índice de paro. Sin embargo, a pesar de que es fácil encontrar los motivos, lo difícil es enfrentar las repercusiones.

Por un plan de empleo que le devuelva el optimismo a los jóvenes

Lucía, una periodista que no ha tenido la oportunidad de ejercer su profesión porque desde que se graduó hace dos años no ha conseguido un empleo, ve con pesimismo su futuro laboral en España. Hasta ahora solo ha hecho un par de prácticas, unas pagadas y otras no, y al ver a su alrededor encuentra que cada vez la situación laboral para los jóvenes está en peores condiciones.

El caso de Lucía es el de muchos otros jóvenes que tras terminar una licenciatura no encuentran un mercado laboral que los acoja. Ella ha optado por continuar formándose para combatir el paro, pero el problema está cuando después de prepararse tanto los jóvenes siguen sin encontrar un empleo, pues aquí la frustración se hace mayor.

Uno de los caminos por los que más se opta ante esta situación es salir del país. Tanto Lucía como Sonia, otra de sus compañeras que tampoco ha podido trabajar profesionalmente, ya piensan en otro país de Europa o fuera del continente como opción laboral.

La salida de estos jóvenes lleva a una pérdida de capital humano que, según Santiago Pérez Camarero, director del instituto Max Weber, debe ser muy preocupante para el país, más si se tiene en cuenta que la mayor parte de la formación en España es pública y es pagada por la misma sociedad.

Sin embargo, para la Unión Europea encontrar un empleo fuera del país de origen es una alternativa válida, siguiendo la filosofía de este organismo que es “la abolición de todo tipo de fronteras para permitir la movilidad”, según lo expresó el director de la Comisión Europea en España, Francisco Fonseca.

Los que no tienen la oportunidad de salir o no quieren hacerlo y se quedan enfrentando esta situación sufren la desmotivación de no encontrar una recompensa a todos sus años de estudio y esfuerzos por alcanzar esos estándares de calidad de vida que siempre han visto como una promesa. Así las cosas, muchos se preguntan si vale la pena seguir estudiando para finalmente no conseguir el equilibrio económico que caracterizó a los profesionales de hace varias décadas.

Es una generación que, como explica Camarero, no va a poder ser lo que debería ser toda generación joven: una regeneración de la anterior. Lo que se está forjando sobre la juventud es “una sensación de incertidumbre, de inseguridad y falta de confianza respecto al futuro”, explica al afirmar que, aunque a corto plazo se están tomando medidas, hay que buscar otras que vayan más a fondo y que le den optimismo nuevamente a los jóvenes para que estos puedan ver que “hay medidas y que no son problemas irresolubles”.

Las tasas de desempleo en España empiezan a crecer de manera notoria hace aproximadamente 30 años. Durante los últimos 15 años no se han visto en el país tasas de desempleo inferiores al 8%.

Con la aparición oficial de las empresas temporales en el año 1991 empieza a crecer un nuevo problema que es el de la segmentación del mercado.

Si unimos el desempleo a esta segmentación del mercado se da el problema que vemos ahora con especial repercusión sobre los jóvenes, pues éstos son los últimos que llegan al mercado laboral, ya de por sí debilitado, y son quienes van a empezar a trabajar en estos cargos temporales, que con la crisis son los primeros en caer.

El paro en España además está ligado con la estructura productiva del país donde los sectores de servicios y construcción son los que mayor empleo generan, mientras la industria tiene muy poco peso, con lo que cuando el país entra en fase recesiva se vienen abajo muchos empleos. Como lo cataloga Camarero “es una estructura de empleo frágil”.

Hoy España está a tres puntos de la tasa de desempleo de Estados Unidos en la crisis de los años 30.

Según un reciente informe de perspectivas económicas intermedias de la Comisión Europea, publicadas el 23 de febrero pasado, Grecia, Portugal y España son responsables del 95 % del incremento de la tasa de desempleo en toda la Unión Europea desde finales de 2010.

Particularmente en España el desempleo entre los jóvenes de 18 a 25 años de edad es casi el doble de la tasa de Europa, que en diciembre llegaba al 22,1 %. Sin embargo este porcentaje que reporta el continente es también preocupante pues revela que la situación no está mucho mejor en los demás países. Después de España, quienes registran cifras de paro juvenil más altas son Lituania, Letonia, Eslovaquia, Grecia y Estonia. En otros países del este de Europa, más Italia, Francia y Portugal el desempleo supera el 20%.

Para Camarero, este problema se debió empezar a corregir hace muchos años. “Llevamos siete años debatiendo cómo resolverlo y ahora es necesario tomar medidas más drásticas”, dice.

La Comisión Europea ha enviado expertos a España para apoyar la creación de un plan especial de empleo juvenil. Fonseca explica que están planeando reprogramar recursos del fondo socioeuropeo para reducir las tasas de fracaso escolar; dar un mejor uso a los programas de intercambio Erasmus y Leonardo da Vinci, con el fin de que fomenten las prácticas en empresas; impulsar el espíritu empresarial y apoyar las pequeñas y medianas empresas – pymes -.

Por ahora, aunque como reconoce el Director de la Comisión Europea, las medidas “no son la panacea” se espera que éstas puedan servir para frenar el alto paro y ofrecer mejores oportunidades a los jóvenes.

Los ajustes en Sanidad

Juan Oliva: «El copago como medida única y aislada tiene escaso recorrido»

Con la prudencia debida por desconocer aún la letra pequeña de los ajustes que hoy se aprobarán en el Consejo de Ministros, el profesor de Economía de la Universidad de Castilla La Mancha y presidente de la Asociación de Economía de la Salud, Juan Oliva, respondió ayer a los lectores de ABC.es sobre las dudas que les suscitaba la reforma sanitaria.

¿El copago tiene algún beneficio para la salud pública?, le preguntó el primero de los internautas, interesado en la posibilidad de que los ciudadanos, al tener que gastar más en salud, «piensen más en prevenir que en curar y evolucionen hacia mejores hábitos de vida o comportamientos menos imprudentes».

Oliva se mostró desconfiado: «El copago como medida única y aislada tiene escaso recorrido». A juicio del presidente de la Asociación de Economía de la Salud, «existen otras medidas estructurales que afrontar, entre ellas, un fortalecimiento de los programas de salud pública que se transmitan no sólo dentro del ámbito sanitario sino también el laboral, educación, medio ambiente, urbanismo, etc., y diseñar políticas inteligentes que impliquen a los ciudadanos más en el cuidado de nuestra salud y en el desarrollo de comportamientos saludables».

«El usuario es quien realiza la visita al médico pero es el prescriptor quien decide qué medicamentos y cuántos», recordó Oliva antes de señalar que los estudios realizados sobre copagos indican que una baja sensibilidad de la demanda de los usuarios. «Un crecimiento en los precios hace que baje la demanda de manera menos que proporcional», explicó.

El experto mencionó, sin embargo, dos salvedades: «Una, pasar de cero a un precio positivo (el caso de los pensionistas) es una rara avis en el contexto internacional. Dos, la demanda de los individuos de rentas bajas es más sensible a los incrementos de los copagos en comparación con el resto de la población». Por ello, «hay que poner un especial énfasis en pensar de manera inteligente las exenciones y, especialmente, en exigir que la medida adoptada del incremento de los copagos sea evaluada por expertos independientes cuando hayan transcurridos unos meses de su puesta en marcha con objeto de identificar si ha favorecido un uso más racional de los recursos y que no esté perjudicando el acceso a los servicios sanitarios de ciertos grupos de ciudadanos», añadió.

El profesor universitario quiso dejar claro que «ni la edad ni la situación ocupacional (activos vs. jubilados) deberían ser las dimensiones centrales del debate de la financiación de los servicios sino la enfermedad y la renta». Oliva dio un paso más al añadir que «no solo la renta sino el patrimonio debería considerarse como criterio de pago (para lo cual deberíamos recuperar el impuesto sobre el patrimonio)».

Ante las quejas de Pepe, otro de los internautas, que recordaba cómo las grandes fortunas tributan por sociedades mientras «al final el que tiene una nómina es el que repaga», el presidente de la Asociación de Economía para la Salud se mostraba de acuerdo con este planteamiento e instaba a exigir a los políticos una mayor firmeza en la lucha contra el fraude.

Otras medidas posibles

Oliva expuso que existe un amplio conjunto de medidas que podrían ponerse en marcha, como establecer criterios claros y transparentes para determinar qué prestaciones deben ser incorporadas o mantenidas en el sistema sanitario, y cuáles han quedado obsoletas y son prescindibles por innecesarias (consideración de criterios coste-efectividad en la financiación selectiva de prestaciones).

También consideró que se debe continuar mejorando la coordinación sanitaria, «entre la asistencia primaria y la especializada, o incluso entre los sistemas sanitario y de servicios sociales». Oliva remarcó además que sin la contribución activa de los profesionales sanitarios en la mejora de la gestión «me temo que las políticas aprobadas exclusivamente vía BOE se verán muy limitadas».

«¿No sería mejor cobrar por cada consulta?», preguntaba otro internauta al que Oliva respondía «depende de lo que se pretenda. Uso racional o recaudación. Si hablamos de lo primero, ambas fórmulas pueden ser válidas. Cobrar por consulta puede ser más adecuado, puesto que es el usuario el que toma la decisión de realizar la consulta, mientras que es el médico el que determina el número de prescripciones. Si la medida es recaudatoria, el cobrar por consulta supone desarrollar un aparato de recaudación (o una adaptación de las tarjetas sanitarias en tarjetas monedero) que no es trivial en absoluto. En cambio recaudar por receta retirada es sencillo administrativamente hablando».

Mª Nieves Díez Taboada introducía en el debate la fórmula de las monodosis. «¿No cree que una de las mejores formas de ahorro estaría en la prescripción de las pastillas por unidades necesarias para el tratamiento? ¿No cree que los laboratorios farmacéuticos deberían adaptarse al recorte con envases de menos pastillas y abaratar precios?». Oliva recordó que la adecuación de los envases de los medicamentos a la duración estimada del tratamiento «es otra de las medidas anunciadas» aunque «la escasa literatura científica que hay al respecto en España cuestiona que sea una vía para lograr grandes ahorros».

Más información a los ciudadanos

«¿Con estas reformas se ahorrarán de verdad 7.000 millones de euros?». El experto respondía a Antonio con sinceridad: «Me cuesta mucho ver que con estas medidas se ahorren 7.000 millones de euros. Francamente, como ciudadano querría que cuando mis representantes mencionan estas cifras me permitieran la posibilidad de consultar los informes técnicos que lo avalan: un enlace a la web del ministerio correspondiente y un informe en lenguaje comprensible para el ciudadano y una parte técnica para el especialista. Me parece que en esto (entre otras cosas) consiste la transparencia y la rendición de cuentas de los políticos a la cuidadanía».

Oliva admitió que «en todas las Administraciones hay bolsas de ineficiencia que identificar y sobre las que actuar», pero subrayó que el problema de déficit público «se debe fundamentalmente a la caída de los ingresos públicos, y no a un crecimiento desaforado del gasto».

«Nuestro sistema sanitario no es un sistema más caro que el de otros países de renta similar a la nuestra», finalizó.

Agencias en red, una solución ante la carestía evaluadora

fondos-de-inversion

Como no se pueden financiar todos los nuevos desarrollos en tropel, y menos en los tiempos que corren, hay que prestar más atención a la evaluación económica, que vela por la eficiencia. El problema es que aquí no tendrá su merecido protagonismo hasta no adaptar el modelo.

Para lograr la generalización de la evaluación en nuestro país sólo se necesita voluntad política y acuerdos entre las comunidades autónomas.

El momento económico es clave, y la premisa, clara: «Para que los sistemas de salud sean sostenibles hay que introducir la eficiencia en la toma de decisiones como herramienta explícita y necesaria». Álvaro Hidalgo, profesor de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad de Castilla-La Mancha, ha concretado: «La evaluación de la tecnología se tiene en cuenta en nuestro entorno, ya sea en Portugal, Italia, Holanda, Francia, Inglaterra o Escocia».

Ante la posibilidad de pensar que la falta de evaluación tecnológica sea algo universal, Hidalgo ha ido más allá: «Nos hemos quedado atrás respecto al resto de Europa. En muchos sitios se utiliza en el acceso a financiación, en precios -en Francia o Finlandia- o en el uso por parte de los profesionales -en Inglaterra-. Desde 2002 el NICE inglés y la agencia escocesa realizan determinaciones cuyo seguimiento es obligatorio en medicamentos».

«La evaluación es la cuarta barrera o garantía, y está cada vez más extendida de forma reglada en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, aunque también se tienen en cuenta -algo menos- otros aspectos, como si existe alternativa terapéutica a los nuevos desarrollos y si son importantes desde el punto de vista industrial», ha señalado Hidalgo durante la jornada Prestación Sanitaria: Incentivación, Eficiencia y Ética, celebrada en Toledo y organizada por la Fundación de Ciencias de la Salud y el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Los motivos

¿Y por qué España se ha quedado atrás? «Se lleva mucho tiempo hablando de ello, y en marzo de 2010 el Consejo Interterritorial estableció un marco colaborativo entre las agencias de evaluación y se dijo cómo desarrollarlo». Sin embargo, en muchos casos es la arquitectura del sistema de salud la que lo dificulta: «La Administración central decide si se financia un nuevo desarrollo, pero son las comunidades autónomas las que pagan. Ahora éstas intentan rebajar la factura y para ello utilizan medidas de eficiencia -genéricos-, pero a veces se olvidan de tener en cuenta el retorno de la inversión».

Además hay que saber lo que se está dispuesto a pagar. Pero ¿quién lo decide? «En Inglaterra o Suecia se ha establecido un límite de 30.000 euros por año de vida ganado ajustado por calidad (AVAC), pero en España no existe una agencia que lo decida. Sí hay trabajos que sitúan el margen entre 30.000 y 100.000 euros por AVAC, aunque lo lógico es situar el límite superior en los 60.000 euros».

En cualquier caso, Hidalgo ha aclarado que ese organismo que tomara la decisión podría salir de lo ya existente: «El Consejo Interterritorial quiere un liderazgo de la agencia de evaluación del Instituto Carlos III junto a las agencias autonómicas. No tendría sentido tener diecisiete NICE, o incluso uno. Lo que ya existe puede funcionar si se establece en red».

«Nosotros podemos crear nuestro modelo, aunque tomando algunos ejemplos. El NICE realiza sus propias evaluaciones, y países como Portugal y Suecia revisan las de la industria. El español se parecería más a este último». De esta forma no tendrían que ser los comités de farmacia de los hospitales quienes tomaran las decisiones.

Con el funcionamiento en red de las agencias se obtendría la exigencia formal de una evaluación económica y no sólo de eficacia y seguridad, y de ello «se beneficiarían los hospitales, yendo más allá de lo micro, y la industria, porque se aclararían las normas del juego, que en la actualidad no dejan claro por qué un fármaco se aprueba o no, y por qué a un precio determinado».

El profesor de la universidad castellanomanchega cree que para lograr la generalización de la evaluación en nuestro país «sólo se necesita voluntad política y acuerdos entre las comunidades autónomas. Esto ya existe en otros eslabones de la cadena, como el Grupo Génesis de farmacéuticos de hospital, que incluyen conceptos de farmacoeconomía. El problema es que hay diferentes metodologías y evidencias en la toma de decisiones. Se necesita un marco homogéneo».

Eficiencia por vía de la incentivación

Ante la posibilidad de contar con incentivos ligados a la eficiencia en la prescripción, el jefe de Área de Farmacia del Sescam ha aclarado que hay que saber cómo encuadrar aquélla: «Todavía hay que mejorar en el desarrollo de estas herramientas».

Ante esa posible mejora, Martín Fernández-Gallardo se orienta hacia una nueva definición de esos incentivos por parte de las comisiones de los propios hospitales.

Fuente: Diario Médico

España pierde población extranjera

1334826785_352661_1334840916_sumario_normalLa cifra de habitantes solo aumentó en 22.497 personas el año pasado, según el avance de padrón del INE

La población de España, que desde finales de los años noventa del pasado siglo crecía a fortísimo ritmo por la inmigración, se estanca. En 2011 solo ganó 22.497 habitantes, hasta situarse en 47.212.990 personas. La cifra de extranjeros desciende por primera vez: 40.447 menos. Suponen el 12,1% de la población, una décima menos que en 2010, y ascienden a 5.771.040. Así lo revela el avance del padrón que difunde hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La población de España, que desde finales de los años noventa del pasado siglo crecía a fortísimo ritmo por la inmigración, se estanca. En 2011 solo ganó 22.497 habitantes, hasta situarse en 47.212.990 personas. La cifra de extranjeros desciende por primera vez: 40.447 menos. Suponen el 12,1% de la población, una décima menos que en 2010, y ascienden a 5.771.040. Así lo revela el avance del padrón que difunde hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es la primera caída del número de extranjeros al menos desde 1998. Este organismo carece de datos disponibles más antiguos sobre población extranjera en España, según un portavoz.

grafico_poblacion

Población por CC AA. Fuente: INE / El País

La crisis económica pasa factura a la demografía española, tal como advierten los expertos.El total de población se queda prácticamente estancado tras años de crecimientos récord. El frenazo quedó claro ya en 2010, cuando la cifra de habitantes solo creció un 0,4%. Pero en 2011 el aumento es prácticamente nulo en términos porcentuales.

La ligerísima subida de 22.497 habitantes a lo largo del año pasado se debe al aumento de los españoles empadronados (62.944 personas más, 0,2% de incremento). Los residentes nacionales sumaron 41.501.950, pese al auge de las salidas. En cambio, la cifra de extranjeros descendió en un 0,7% en total. Crecieron los ciudadanos comunitarios en 45.494 personas, hasta alcanzar los 2.440.852. En cambio, se registró una fuerte bajada de residentes de países ajenos a la UE:  85.941 menos (ahora son 3.270.188). La caída se registra en todas las nacionalidades latinoamericanas que recoge la información del INE excepto la dominicana (aumenta el 1,2%).

Los extranjeros aumentaron el año pasado en Andalucía (1,8%), Canarias (0,9%), Melilla (12,2%) Castilla-La Mancha (1,1%), País Vasco (4,1%), Ceuta (14,8%), Cantabria (0,6%), Asturias (0,7%), Galicia (0,8%) y Extremadura (1,4%). En las demás comunidades descendieron, especialmente en Madrid (-5,4%) y Navarra (-3,4%).

Las colonias extranjeras más abundantes son las formadas por rumanos (895.970, aumenta un 3,5%), marroquíes (783.137, crece el 1,2%), británicos (397.535, sube el 1,6%), ecuatorianos (306.380, cae el 15,1%) y colombianos (244.670, baja el 10,4%). Entre las nacionalidades cuyos ciudadanos abandonan España también figuran argentinos (-10,2%), bolivianos (-7,2%), peruanos (-8,1%), polacos o italianos (caen el 2% en ambos casos). Las mayores alzas de inmigración corresponden a paquistaníes (79.626, el 13,5% más) y chinos (175.813, aumentan el 5,2%).

Cinco comunidades autónomas perdieron población el año pasado, según el avance del INE: Asturias (4.397 habitantes menos), Canarias (11.720), Castilla y León (15.050), Extremadura (16.509) y Galicia (16.509).

Los datos del INE reflejan que las mujeres forman la mayoría de la población total (50,7%). Suponen el 51,1% de los españoles y el 48,1% de los extranjeros.

Las cifras del avance del padrón difundidas hoy, y  que se refieren a la situación a 1 de enero de 2012, deberán revisarse antes de su aprobación definitiva, a finales de este año. Entonces serán las de la población oficial de España si no se aplica alguna corrección con los resultados del censo, iniciado el año pasado (los resultados censales suelen rebajar el total de habitantes).

Fuente: El País

Conferencia INFARMA Madrid 2012 incluida en el itinerario Política Profesional y patrocinada por Aproafa

Ponencia-Alvaro-Hiodalgo Con las intervenciones de D. José Ignacio Conde-Ruíz (Subdirector y responsable ejecutivo dela Fundación de Estudios de Economía Aplicada FEDEA), D. Manuel Lamela Fernández (Presidente de la Fundación LAFER), D. Carlos Mulas Granados (Director General de la Fundación IDEAS), D. Alvaro Hidalgo Vega (Economista de la Salud y Presidente del Instituto Max Weber) y modera D. Humberto Arnés Corellano (Director General de FARMAINDUSTRIA).

 

 

 

Esta sesión plenaria se celebró el 20 de marzo a las 16 horas en Feria de Madrid.

Categories: Congresos y Jornadas

eHealth Week Barcelona 2010

img eventos La celebración de la eHealth Week Barcelona 2010 (www.ehealthweek2010.org) ha sido todo un éxito. Durante los días 15-18 de marzo, Barcelona se ha convertido en el epicentro mundial del sector de la eSalud. La eHealth Week ha contado con la asistencia de cerca de 3.100 delegados de los cinco continentes, entre los cuales se encontraban 32 delegaciones ministeriales de países europeos y de otros estados como por ejemplo, Turquía. También asistieron consejeros de salud de regiones europeas y comunidades autónomas españolas, y 95 de las empresas más relevantes del sector.

La eHealth Week ha sido una oportunidad única para que Cataluña pudiera mostrar al mundo los avances que en salud digital conseguidos durante los últimos años. Como ejemplos más relevantes, es preciso destacar el hecho de que la Historia Clínica Compartida ya está implantada en más de 400 centros sanitarios catalanes. La Rec@at o receta electrónica cuenta con más de 1,2 millones de usuarios y 25 millones de recetas dispensadas. La Carpeta Personal de Salud empezará a ser desplegada progresivamente entre la ciudadanía durante el segundo semestre del presente este año. El Plan de Digitalización de la Imagen Médica espera conseguir durante el 2010 la digitalización del 100% de los más de 7 millones de estudios radiológicos que se realizan anualmente en los centros sanitarios de la red pública catalana. Finalmente, la Telemedicina y la Teleasistencia son ya una realidad con proyectos como el Teleictus y otros relacionados con la asistencia a distancia en ámbitos como la dermatología, los electrocardiogramas, la oftalmología o la diabetes.

La eHealth Week ha sido una iniciativa del Departamento de Salud de la Generalitat de Cataluña para acoger, conjuntamente y por primera vez, las dos citas europeas más importantes en el ámbito de la eSalud: la Conferencia de Alto Nivel de la Unión Europea (EU) sobre eHealth, y el World of Health IT (WoHIT), un punto de encuentro para el mundo empresarial de las Tecnologías de la Información y las comunicaciones (TIC), las entidades y los profesionales de la salud. La eHealth Week ha sido un acontecimiento que, en el marco de la presidencia española de la Unión Europea (UE), ha sido organizado conjuntamente por la Comisión Europea, el Ministerio de Sanidad y Política Social, el Departamento de Salud de la Generalitat de Catalunya, la Fundación TicSalut, y HIMSS Europa. Budapest, siguiendo la misma fórmula de realizar ambos actos de manera conjunta, tomará el relevo de este acontecimiento para el 2011.

Especialmente destacable ha sido la aprobación de la declaración europea «Cooperación para el eHealth» (http://www.ehealthweek2010.org/sala-de-prensa/prensa/declaracion-de-la-c…) para el fomento de la eSalud o salud digital. La declaración pone de manifiesto que el despliegue y la implantación de las TIC en el ámbito de la salud no son sólo el resultado del compromiso político y estratégico prioritario para mejorar la salud de la ciudadanía europeos y la calidad de la asistencia sanitaria, si no que también pretende vincular las políticas de eSalud con políticas de competitividad, innovación e investigación, así como el fomento de la cohesión, la inclusión social y la sostenibilidad de los sistemas sanitarios de los estados de la UE.

Esta declaración se suma al documento marco “Europa 2020”, que propone una nueva estrategia económica para los países de la UE, impulsando la sociedad digital como uno de los ejes de crecimiento económico y bienestar de la sociedad, ámbito en el que la eSalud debe tener un papel destacado desde el punto de vista de los proyectos de investigación estratégica y la promoción y despliegue de servicios en línea para los ciudadanos.

Neelie Kroes, vicepresidenta de la Comisión Europea, y responsable de la Agenda Digital Europea, destacó que «una de mis prioridades será acelerar el impacto positivo de las nuevas tecnologías en la vida cotidiana de los ciudadanos». También remarcó que la conferencia eHealth Week representaba el comienzo de una nueva época en la cooperación entre los estados y las administraciones con todas las partes implicadas en el sector de la eSalud en Europa.

También los responsables de la UE hicieron un resumen de lo que ha sido, en los últimos 20 años, la evolución de la Telemedicina y los avances que se han incorporado, destacando las líneas de despliegue para los próximos 10 años. En este sentido, cabe señalar que la Comisión Europea ha destinado 1.000 millones de euros a más de 450 proyectos de colaboración en el ámbito de las TIC aplicadas a la salud. Estas cantidades también han servido para incentivar a una floreciente industria que factura unos 15.000 millones de euros anuales.

Paralelamente a la reunión de los ministros de salud europeos, se celebró el Foro Europeo de las Regiones en eSalud que sirvió para que regiones europeas y comunidades autónomas españolas debatieran sobre la importancia de las TIC para los sistemas de salud y su estado de despliegue en sus territorios.

Asimismo, durante los 4 días del ehealth week 2010, más de 160 ponentes de relevancia internacional han participado aportando su experiencia y visión en un total de 46 sesiones, analizando la aplicación de las TIC en los sistemas de salud desde diferentes perspectivas: política, económica, estratégica, empresarial y social.

En definitiva, la eSalud sale reforzada en Barcelona después de la celebración de la eHealth Week, como un medio para conseguir una atención de más calidad para los ciudadanos, uno mayor implicación de éstos en el cuidado de su propia salud, una mejor coordinación entre los profesionales y los centros sanitarios, una mayor eficiencia, equidad y sostenibilidad para los sistemas sanitarios y todo ello sin olvidar que la eSalud es un motor para la investigación y la innovación, como también un estímulo para la recuperación económica y la generación de puestos de trabajo cualificados.

Finalmente, es preciso destacar el esfuerzo llevado a cabo por parte de la organización para que las conferencias y presentaciones trascendieran los espacios del Palacio de Congresos. Como consecuencia de esta iniciativa, la audiencia real del acontecimiento se ha triplicado al poder seguirse las sesiones a través de las redes sociales y de la llamada web 2.0. Toda esta información así como la grabación de las sesiones, las imágenes de la semana, la información sobre los ponentes y sus presentaciones, entre otros recursos, está disponible en www.ehealthweek2010.org

Fuente: eHealth Week Barcelona

Los hospitales ahorrarían casi 180 millones anuales si controlaran su consumo energético en tiempo real

Los hospitales españoles ahorrarían unos 178,8 millones de euros anuales con un control segundo a segundo de sus consumos energéticos, lo que supone el 25 por ciento de la demanda energética de las más de 160.000 plazas hospitalarias repartidas en todas las comunidades autónomas, según las estimaciones realizadas por el grupo consultor de ingeniería y eficiencia energética Euroconsult a partir de los datos del Sistema Nacional de Salud (SNS).

La reducción de la factura de luz, agua y gas en los hospitales, que consumen el 2 por ciento de la energía en España, es una de las prioridades del SNS en el actual contexto de crisis económica y déficit presupuestario. Por término medio, el consumo anual de cada cama de hospital es de 29.199 kWh, lo que supone un gasto aproximado de 4.467 euros al año tomando como referencia un coste medio de quince céntimos de euro por cada kWh.

imagen_2_extendida

Aunque existen diferencias en la tipología y dimensión de los centros hospitalarios entre las diferentes comunidades, un baremo en función de las camas instaladas muestra que los hospitales más grandes, por encima del millar de camas, podrían ahorrar más de 1,1 millones de euros anuales. Por su parte, los de tamaño medio –entre 250 y 1.000 plazas– reducirían su gasto en unos 700.000 euros al año, mientras que los centros con menor capacidad podrían ahorrar hasta 300.000 euros.

Así, por ejemplo, los principales complejos hospitalarios del país, como son el Gregorio Marañón (Madrid), el de Santiago de Compostela (A Coruña), el Virgen del Rocío (Sevilla) o La Fe (Valencia) reducirían su gasto energético en cifras cercanas a los dos millones de euros anuales por centro.

De acuerdo a los datos del sector, en los 792 hospitales distribuidos por la geografía española se consume energía de manera ininterrumpida todos los días y horas del año, principalmente en los capítulos de calefacción (21 por ciento del total), climatización de estancias (17 por ciento), refrigeración (15 por ciento) e iluminación (9 por ciento).

Euroconsult estima que con un sistema de gestión de la demanda energética dentro del hospital se podrían corregir todas las desviaciones de consumo no deseadas en el mismo momento en que se producen, al segundo, sin perjudicar la seguridad y el confort de los pacientes pero sí garantizando una optimización de costes que podrían destinarse a otras partidas. Sólo los 180 millones anuales de ahorro podrían obtenerse con un sistema de inteligencia artificial de control de la demanda, lo que equivaldría a la mitad del gasto sanitario de La Rioja para el año 2012.

Todos estos ahorros contribuirían a reducir el déficit de las comunidades autónomas, que en 2011 se disparó hasta el 2,9 por ciento, muy superior al límite del 1,3 por ciento fijado por la Unión Europea. Además, una mejor gestión de la demanda energética en los hospitales permitiría descartar fórmulas impopulares como el copago, ya implantado en algunas comunidades autónomas.

Cataluña, Andalucía y Madrid, las que más ahorrarían

Los ahorros más cuantiosos se producirían en las comunidades con un mayor volumen de camas hospitalarias. A la cabeza se situaría Cataluña, con 37,7 millones de euros de ahorro cada año, seguida de Andalucía (24,5 millones), Madrid (23,9), Comunidad Valenciana (15,9), Galicia (11,6) y Castilla y León (10,6).

Con un ahorro considerable, aunque por debajo de los diez millones anuales, se encontrarían País Vasco (9,3), Canarias (8,6), Castilla-La Mancha (6,6), Aragón (6,1), Murcia (5,1), Asturias (4,7), Extremadura (4,6), Baleares (3,5), Navarra (2,7), Cantabria (2,4) y La Rioja (un millón).

El responsable de iGreen y gestión energética de Euroconsult, Carlos Sáez, destaca que, “a diferencia de otras medidas de ahorro, como el uso de sistemas eficientes de iluminación, la sustitución de calderas de gasoil por gas natural o la implantación de sistemas de cogeneración eléctrica, la gestión en tiempo real de los consumos permite ahorros considerables a un coste considerablemente inferior, ya que la inversión inicial podría amortizarse en menos de un año”.

El Grupo Euroconsult es una ingeniería española de control de calidad especializada en la auscultación y conservación de todo tipo de construcciones, así como en servicios de eficiencia energética.

imagen_extendida

Fuente: Publicación de Directivos de la Salud

Valoración de los cuidados informales prestados a personas que padecen esclerosis múltiple y con limitación de la autonomía personal

Isaac Aranda, Juan Oliva, Álvaro Hidalgo, Almudena Gonzalez, Cristina Vilaplana, Universidad de Castilla La Mancha, Instituto Max Weber, Universidad de Murcia

Estimar el valor social de los cuidados informales asociados a la limitación en la autonomía de personas con esclerosis múltiple en España.

A través de la Encuesta sobre Discapacidades, Autonomía personal y situaciones de Dependencia (EDAD) se identificaron personas con esclerosis múltiple (EM) y sus cuidadores principales. La EDAD se llevó a cabo de noviembre de 2007 a febrero de 2008 por el Instituto Nacional de Estadística.

Los cuidadores principales se definieron como aquellas personas que fueron identificadas por los encuestados como personas que atienden su falta de autonomía personal. Como cuidador informal se utilizó la definición más extendida entre la literatura internacional: aquella persona que presta servicios de diversa índole a un persona en situación de dependencia y forma parte de un circulo personal cercano y sin existir una relación mercantil o formal entre cuidador y cuidado.
Se estimaron el total de horas de cuidado en cuidadores separando entre cuidadores informales y formales. Para la valoración económica de las horas de cuidado se aplicó el método de coste de sustitución. Este método aplica como valor el precio de un servicio similar ofrecido en un mercado cercano.
Para realizar esta valoración se aplicaron dos escenarios utilizando los resultados  del Informe de las Personas Mayores (IMSERSO, 2008): 1) se aplicó el salario medio de la hora de servicio público de ayuda a domicilio de las 3 CCAA de menor valor (7,67€/hora); 2) salario medio nacional (12,71€/hora). La valoración económica se realizó utilizando euros del 2008.

RESULTADOS

La EDAD identificó a 368 personas con EM y algún tipo de discapacidad. Un 26,09% eran varones y un 73,91% mujeres. La edad media de estas personas se situaba en 64,26 años con una desviación típica de 16,82. Por tramos de edad, un 20,65% de las personas se encontraba por debajo de los 50 años, un 37,50% en el tramo de edad que va de 51 a 70 años y un 41,85% tenía 71 años o más.
En la EDAD se analizaron las discapacidades presentadas por las personas con EM en 8 dimensiones: (i) discapacidades visuales, (ii) auditivas, (iii) problemas de comunicación, (iv) de aprendizaje y aplicación del conocimiento y desarrollo de tareas, (v) de movilidad, (vi) de autocuidado, (vii) vida doméstica, (viii) e interacciones y relaciones interpersonales. En el gráfico 1 se presentan el porcentaje de personas que presentaban alguna discapacidad en estas dimensiones según el sexo.

grafico1

grafico2

Un 74,46 % del total de personas con EM identificadas en la EDAD indicaron que recibían asistencia o cuidados personales debido a su discapacidad (N=274). El 76,47% eran mujeres y el 68,75% hombres. No se observaron diferencias estadísticamente significativas entre sexos. El 44,68% de las personas que no recibían asistencia o cuidados personales considera que debería recibirlos. En el gráfico 2 se muestran la relación de los cuidadores principales con aquellas personas que cuidan.
La media de horas diarias que una personas con EM revela la EDAD fue de 10,27 horas (IC 95%=9,46-11,07). El 42,70% de las personas considera que la ayuda que recibe satisface sus necesidades, el 32,48% considera que es insuficiente y el 3,28% considera que no necesita dicha ayuda. Un 49,46% de las personas que según la EDAD padecían EM en 2008 no podían ser consideradas dependientes (según el Baremo de Valoración de la Ley de Dependencia). Un 18,75% presentaban dependencia moderada, un 16,30% presentaban dependencia severa y un 15,49% serían considerados grandes dependientes.

grafico3

grafico4

Las horas medias anuales de cuidado prestadas por personas cuidadoras informales (excluyendo los cuidados y servicios recibidos en centros de día y otros servicios profesionales) prestadas a personas que padecen esclerosis múltiple y tienen algún tipo de discapacidad, ascendieron a 3.860 horas, oscilando las valoraciones monetarias medias por paciente y año entre los 29.604 y los 49.057 euros.
Dentro de éstas, las horas medias anuales de cuidado personales informales (amigos, vecinos o familiares) prestadas por las personas cuidadoras principales a personas que padecen esclerosis múltiple y tienen algún tipo de discapacidad, ascienden a 3.585, oscilando las valoraciones monetarias medias por paciente y año entre los 27.493 y los 45.559.

CONCLUSIONES

Los cuidados informales de la EM representan una elevada carga social.
El valor de las horas de cuidados informales oscila entre los 29.604 y los 49.057 euros tomando como año de referencia el año 2008.