Agencias en red, una solución ante la carestía evaluadora

fondos-de-inversion

Como no se pueden financiar todos los nuevos desarrollos en tropel, y menos en los tiempos que corren, hay que prestar más atención a la evaluación económica, que vela por la eficiencia. El problema es que aquí no tendrá su merecido protagonismo hasta no adaptar el modelo.

Para lograr la generalización de la evaluación en nuestro país sólo se necesita voluntad política y acuerdos entre las comunidades autónomas.

El momento económico es clave, y la premisa, clara: «Para que los sistemas de salud sean sostenibles hay que introducir la eficiencia en la toma de decisiones como herramienta explícita y necesaria». Álvaro Hidalgo, profesor de Fundamentos del Análisis Económico en la Universidad de Castilla-La Mancha, ha concretado: «La evaluación de la tecnología se tiene en cuenta en nuestro entorno, ya sea en Portugal, Italia, Holanda, Francia, Inglaterra o Escocia».

Ante la posibilidad de pensar que la falta de evaluación tecnológica sea algo universal, Hidalgo ha ido más allá: «Nos hemos quedado atrás respecto al resto de Europa. En muchos sitios se utiliza en el acceso a financiación, en precios -en Francia o Finlandia- o en el uso por parte de los profesionales -en Inglaterra-. Desde 2002 el NICE inglés y la agencia escocesa realizan determinaciones cuyo seguimiento es obligatorio en medicamentos».

«La evaluación es la cuarta barrera o garantía, y está cada vez más extendida de forma reglada en los países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, aunque también se tienen en cuenta -algo menos- otros aspectos, como si existe alternativa terapéutica a los nuevos desarrollos y si son importantes desde el punto de vista industrial», ha señalado Hidalgo durante la jornada Prestación Sanitaria: Incentivación, Eficiencia y Ética, celebrada en Toledo y organizada por la Fundación de Ciencias de la Salud y el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha.

Los motivos

¿Y por qué España se ha quedado atrás? «Se lleva mucho tiempo hablando de ello, y en marzo de 2010 el Consejo Interterritorial estableció un marco colaborativo entre las agencias de evaluación y se dijo cómo desarrollarlo». Sin embargo, en muchos casos es la arquitectura del sistema de salud la que lo dificulta: «La Administración central decide si se financia un nuevo desarrollo, pero son las comunidades autónomas las que pagan. Ahora éstas intentan rebajar la factura y para ello utilizan medidas de eficiencia -genéricos-, pero a veces se olvidan de tener en cuenta el retorno de la inversión».

Además hay que saber lo que se está dispuesto a pagar. Pero ¿quién lo decide? «En Inglaterra o Suecia se ha establecido un límite de 30.000 euros por año de vida ganado ajustado por calidad (AVAC), pero en España no existe una agencia que lo decida. Sí hay trabajos que sitúan el margen entre 30.000 y 100.000 euros por AVAC, aunque lo lógico es situar el límite superior en los 60.000 euros».

En cualquier caso, Hidalgo ha aclarado que ese organismo que tomara la decisión podría salir de lo ya existente: «El Consejo Interterritorial quiere un liderazgo de la agencia de evaluación del Instituto Carlos III junto a las agencias autonómicas. No tendría sentido tener diecisiete NICE, o incluso uno. Lo que ya existe puede funcionar si se establece en red».

«Nosotros podemos crear nuestro modelo, aunque tomando algunos ejemplos. El NICE realiza sus propias evaluaciones, y países como Portugal y Suecia revisan las de la industria. El español se parecería más a este último». De esta forma no tendrían que ser los comités de farmacia de los hospitales quienes tomaran las decisiones.

Con el funcionamiento en red de las agencias se obtendría la exigencia formal de una evaluación económica y no sólo de eficacia y seguridad, y de ello «se beneficiarían los hospitales, yendo más allá de lo micro, y la industria, porque se aclararían las normas del juego, que en la actualidad no dejan claro por qué un fármaco se aprueba o no, y por qué a un precio determinado».

El profesor de la universidad castellanomanchega cree que para lograr la generalización de la evaluación en nuestro país «sólo se necesita voluntad política y acuerdos entre las comunidades autónomas. Esto ya existe en otros eslabones de la cadena, como el Grupo Génesis de farmacéuticos de hospital, que incluyen conceptos de farmacoeconomía. El problema es que hay diferentes metodologías y evidencias en la toma de decisiones. Se necesita un marco homogéneo».

Eficiencia por vía de la incentivación

Ante la posibilidad de contar con incentivos ligados a la eficiencia en la prescripción, el jefe de Área de Farmacia del Sescam ha aclarado que hay que saber cómo encuadrar aquélla: «Todavía hay que mejorar en el desarrollo de estas herramientas».

Ante esa posible mejora, Martín Fernández-Gallardo se orienta hacia una nueva definición de esos incentivos por parte de las comisiones de los propios hospitales.

Fuente: Diario Médico

España pierde población extranjera

1334826785_352661_1334840916_sumario_normalLa cifra de habitantes solo aumentó en 22.497 personas el año pasado, según el avance de padrón del INE

La población de España, que desde finales de los años noventa del pasado siglo crecía a fortísimo ritmo por la inmigración, se estanca. En 2011 solo ganó 22.497 habitantes, hasta situarse en 47.212.990 personas. La cifra de extranjeros desciende por primera vez: 40.447 menos. Suponen el 12,1% de la población, una décima menos que en 2010, y ascienden a 5.771.040. Así lo revela el avance del padrón que difunde hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE).

La población de España, que desde finales de los años noventa del pasado siglo crecía a fortísimo ritmo por la inmigración, se estanca. En 2011 solo ganó 22.497 habitantes, hasta situarse en 47.212.990 personas. La cifra de extranjeros desciende por primera vez: 40.447 menos. Suponen el 12,1% de la población, una décima menos que en 2010, y ascienden a 5.771.040. Así lo revela el avance del padrón que difunde hoy el Instituto Nacional de Estadística (INE). Es la primera caída del número de extranjeros al menos desde 1998. Este organismo carece de datos disponibles más antiguos sobre población extranjera en España, según un portavoz.

grafico_poblacion

Población por CC AA. Fuente: INE / El País

La crisis económica pasa factura a la demografía española, tal como advierten los expertos.El total de población se queda prácticamente estancado tras años de crecimientos récord. El frenazo quedó claro ya en 2010, cuando la cifra de habitantes solo creció un 0,4%. Pero en 2011 el aumento es prácticamente nulo en términos porcentuales.

La ligerísima subida de 22.497 habitantes a lo largo del año pasado se debe al aumento de los españoles empadronados (62.944 personas más, 0,2% de incremento). Los residentes nacionales sumaron 41.501.950, pese al auge de las salidas. En cambio, la cifra de extranjeros descendió en un 0,7% en total. Crecieron los ciudadanos comunitarios en 45.494 personas, hasta alcanzar los 2.440.852. En cambio, se registró una fuerte bajada de residentes de países ajenos a la UE:  85.941 menos (ahora son 3.270.188). La caída se registra en todas las nacionalidades latinoamericanas que recoge la información del INE excepto la dominicana (aumenta el 1,2%).

Los extranjeros aumentaron el año pasado en Andalucía (1,8%), Canarias (0,9%), Melilla (12,2%) Castilla-La Mancha (1,1%), País Vasco (4,1%), Ceuta (14,8%), Cantabria (0,6%), Asturias (0,7%), Galicia (0,8%) y Extremadura (1,4%). En las demás comunidades descendieron, especialmente en Madrid (-5,4%) y Navarra (-3,4%).

Las colonias extranjeras más abundantes son las formadas por rumanos (895.970, aumenta un 3,5%), marroquíes (783.137, crece el 1,2%), británicos (397.535, sube el 1,6%), ecuatorianos (306.380, cae el 15,1%) y colombianos (244.670, baja el 10,4%). Entre las nacionalidades cuyos ciudadanos abandonan España también figuran argentinos (-10,2%), bolivianos (-7,2%), peruanos (-8,1%), polacos o italianos (caen el 2% en ambos casos). Las mayores alzas de inmigración corresponden a paquistaníes (79.626, el 13,5% más) y chinos (175.813, aumentan el 5,2%).

Cinco comunidades autónomas perdieron población el año pasado, según el avance del INE: Asturias (4.397 habitantes menos), Canarias (11.720), Castilla y León (15.050), Extremadura (16.509) y Galicia (16.509).

Los datos del INE reflejan que las mujeres forman la mayoría de la población total (50,7%). Suponen el 51,1% de los españoles y el 48,1% de los extranjeros.

Las cifras del avance del padrón difundidas hoy, y  que se refieren a la situación a 1 de enero de 2012, deberán revisarse antes de su aprobación definitiva, a finales de este año. Entonces serán las de la población oficial de España si no se aplica alguna corrección con los resultados del censo, iniciado el año pasado (los resultados censales suelen rebajar el total de habitantes).

Fuente: El País

Los hospitales ahorrarían casi 180 millones anuales si controlaran su consumo energético en tiempo real

Los hospitales españoles ahorrarían unos 178,8 millones de euros anuales con un control segundo a segundo de sus consumos energéticos, lo que supone el 25 por ciento de la demanda energética de las más de 160.000 plazas hospitalarias repartidas en todas las comunidades autónomas, según las estimaciones realizadas por el grupo consultor de ingeniería y eficiencia energética Euroconsult a partir de los datos del Sistema Nacional de Salud (SNS).

La reducción de la factura de luz, agua y gas en los hospitales, que consumen el 2 por ciento de la energía en España, es una de las prioridades del SNS en el actual contexto de crisis económica y déficit presupuestario. Por término medio, el consumo anual de cada cama de hospital es de 29.199 kWh, lo que supone un gasto aproximado de 4.467 euros al año tomando como referencia un coste medio de quince céntimos de euro por cada kWh.

imagen_2_extendida

Aunque existen diferencias en la tipología y dimensión de los centros hospitalarios entre las diferentes comunidades, un baremo en función de las camas instaladas muestra que los hospitales más grandes, por encima del millar de camas, podrían ahorrar más de 1,1 millones de euros anuales. Por su parte, los de tamaño medio –entre 250 y 1.000 plazas– reducirían su gasto en unos 700.000 euros al año, mientras que los centros con menor capacidad podrían ahorrar hasta 300.000 euros.

Así, por ejemplo, los principales complejos hospitalarios del país, como son el Gregorio Marañón (Madrid), el de Santiago de Compostela (A Coruña), el Virgen del Rocío (Sevilla) o La Fe (Valencia) reducirían su gasto energético en cifras cercanas a los dos millones de euros anuales por centro.

De acuerdo a los datos del sector, en los 792 hospitales distribuidos por la geografía española se consume energía de manera ininterrumpida todos los días y horas del año, principalmente en los capítulos de calefacción (21 por ciento del total), climatización de estancias (17 por ciento), refrigeración (15 por ciento) e iluminación (9 por ciento).

Euroconsult estima que con un sistema de gestión de la demanda energética dentro del hospital se podrían corregir todas las desviaciones de consumo no deseadas en el mismo momento en que se producen, al segundo, sin perjudicar la seguridad y el confort de los pacientes pero sí garantizando una optimización de costes que podrían destinarse a otras partidas. Sólo los 180 millones anuales de ahorro podrían obtenerse con un sistema de inteligencia artificial de control de la demanda, lo que equivaldría a la mitad del gasto sanitario de La Rioja para el año 2012.

Todos estos ahorros contribuirían a reducir el déficit de las comunidades autónomas, que en 2011 se disparó hasta el 2,9 por ciento, muy superior al límite del 1,3 por ciento fijado por la Unión Europea. Además, una mejor gestión de la demanda energética en los hospitales permitiría descartar fórmulas impopulares como el copago, ya implantado en algunas comunidades autónomas.

Cataluña, Andalucía y Madrid, las que más ahorrarían

Los ahorros más cuantiosos se producirían en las comunidades con un mayor volumen de camas hospitalarias. A la cabeza se situaría Cataluña, con 37,7 millones de euros de ahorro cada año, seguida de Andalucía (24,5 millones), Madrid (23,9), Comunidad Valenciana (15,9), Galicia (11,6) y Castilla y León (10,6).

Con un ahorro considerable, aunque por debajo de los diez millones anuales, se encontrarían País Vasco (9,3), Canarias (8,6), Castilla-La Mancha (6,6), Aragón (6,1), Murcia (5,1), Asturias (4,7), Extremadura (4,6), Baleares (3,5), Navarra (2,7), Cantabria (2,4) y La Rioja (un millón).

El responsable de iGreen y gestión energética de Euroconsult, Carlos Sáez, destaca que, “a diferencia de otras medidas de ahorro, como el uso de sistemas eficientes de iluminación, la sustitución de calderas de gasoil por gas natural o la implantación de sistemas de cogeneración eléctrica, la gestión en tiempo real de los consumos permite ahorros considerables a un coste considerablemente inferior, ya que la inversión inicial podría amortizarse en menos de un año”.

El Grupo Euroconsult es una ingeniería española de control de calidad especializada en la auscultación y conservación de todo tipo de construcciones, así como en servicios de eficiencia energética.

imagen_extendida

Fuente: Publicación de Directivos de la Salud

Valoración de los cuidados informales prestados a personas que padecen esclerosis múltiple y con limitación de la autonomía personal

Isaac Aranda, Juan Oliva, Álvaro Hidalgo, Almudena Gonzalez, Cristina Vilaplana, Universidad de Castilla La Mancha, Instituto Max Weber, Universidad de Murcia

Estimar el valor social de los cuidados informales asociados a la limitación en la autonomía de personas con esclerosis múltiple en España.

A través de la Encuesta sobre Discapacidades, Autonomía personal y situaciones de Dependencia (EDAD) se identificaron personas con esclerosis múltiple (EM) y sus cuidadores principales. La EDAD se llevó a cabo de noviembre de 2007 a febrero de 2008 por el Instituto Nacional de Estadística.

Los cuidadores principales se definieron como aquellas personas que fueron identificadas por los encuestados como personas que atienden su falta de autonomía personal. Como cuidador informal se utilizó la definición más extendida entre la literatura internacional: aquella persona que presta servicios de diversa índole a un persona en situación de dependencia y forma parte de un circulo personal cercano y sin existir una relación mercantil o formal entre cuidador y cuidado.
Se estimaron el total de horas de cuidado en cuidadores separando entre cuidadores informales y formales. Para la valoración económica de las horas de cuidado se aplicó el método de coste de sustitución. Este método aplica como valor el precio de un servicio similar ofrecido en un mercado cercano.
Para realizar esta valoración se aplicaron dos escenarios utilizando los resultados  del Informe de las Personas Mayores (IMSERSO, 2008): 1) se aplicó el salario medio de la hora de servicio público de ayuda a domicilio de las 3 CCAA de menor valor (7,67€/hora); 2) salario medio nacional (12,71€/hora). La valoración económica se realizó utilizando euros del 2008.

RESULTADOS

La EDAD identificó a 368 personas con EM y algún tipo de discapacidad. Un 26,09% eran varones y un 73,91% mujeres. La edad media de estas personas se situaba en 64,26 años con una desviación típica de 16,82. Por tramos de edad, un 20,65% de las personas se encontraba por debajo de los 50 años, un 37,50% en el tramo de edad que va de 51 a 70 años y un 41,85% tenía 71 años o más.
En la EDAD se analizaron las discapacidades presentadas por las personas con EM en 8 dimensiones: (i) discapacidades visuales, (ii) auditivas, (iii) problemas de comunicación, (iv) de aprendizaje y aplicación del conocimiento y desarrollo de tareas, (v) de movilidad, (vi) de autocuidado, (vii) vida doméstica, (viii) e interacciones y relaciones interpersonales. En el gráfico 1 se presentan el porcentaje de personas que presentaban alguna discapacidad en estas dimensiones según el sexo.

grafico1

grafico2

Un 74,46 % del total de personas con EM identificadas en la EDAD indicaron que recibían asistencia o cuidados personales debido a su discapacidad (N=274). El 76,47% eran mujeres y el 68,75% hombres. No se observaron diferencias estadísticamente significativas entre sexos. El 44,68% de las personas que no recibían asistencia o cuidados personales considera que debería recibirlos. En el gráfico 2 se muestran la relación de los cuidadores principales con aquellas personas que cuidan.
La media de horas diarias que una personas con EM revela la EDAD fue de 10,27 horas (IC 95%=9,46-11,07). El 42,70% de las personas considera que la ayuda que recibe satisface sus necesidades, el 32,48% considera que es insuficiente y el 3,28% considera que no necesita dicha ayuda. Un 49,46% de las personas que según la EDAD padecían EM en 2008 no podían ser consideradas dependientes (según el Baremo de Valoración de la Ley de Dependencia). Un 18,75% presentaban dependencia moderada, un 16,30% presentaban dependencia severa y un 15,49% serían considerados grandes dependientes.

grafico3

grafico4

Las horas medias anuales de cuidado prestadas por personas cuidadoras informales (excluyendo los cuidados y servicios recibidos en centros de día y otros servicios profesionales) prestadas a personas que padecen esclerosis múltiple y tienen algún tipo de discapacidad, ascendieron a 3.860 horas, oscilando las valoraciones monetarias medias por paciente y año entre los 29.604 y los 49.057 euros.
Dentro de éstas, las horas medias anuales de cuidado personales informales (amigos, vecinos o familiares) prestadas por las personas cuidadoras principales a personas que padecen esclerosis múltiple y tienen algún tipo de discapacidad, ascienden a 3.585, oscilando las valoraciones monetarias medias por paciente y año entre los 27.493 y los 45.559.

CONCLUSIONES

Los cuidados informales de la EM representan una elevada carga social.
El valor de las horas de cuidados informales oscila entre los 29.604 y los 49.057 euros tomando como año de referencia el año 2008.